Retroceder Home Correo Search Avanzar
La Cita Trunca 
 
 Actas
 Poesía
 Prosa
 Crónicas
 Notas
 
 Movimiento
 Anuncios
 Diáspora
 
 Catastro
 Poesía
 Prosa
 Ensayo
 Crónicas
 Notas
 Bibliografías
 
 Editorial
 
 Correo
Buscar

Editorial Junio 20, 2012


Tirano


Enviar por Correo-E
 Versión Impresora 

Hoy te has muerto tirano

Rodeado de familiares y amigos

En tu cama

Por la ventana se despliega el país

Un Chile como tú lo querías

Donde los que tienen

tienen

Y los que no

Venden su fuerza de trabajo

Sin garantías

Ni derechos laborales

Un país que dice

Que derrotó al comunismo

Pero que ya ni se acuerda

Porque subsiste apenas

Sumido en la fiebre del crédito 

del consumo

Viviendo una vida hipotecada

que se medio vive

Mirando en la telebasura

los grotescos shows

Esperando el próximo partido de fútbol

para desatarse por las calles

en un ansia ciega de destrucción

Pero por lo menos te moriste

Y hay que celebrarlo

Ya es algo

Aunque ahora no nos favorezca

la correlación de fuerzas

a nivel mundial

Y tus patrones sigan de capitanes

desde la Casa Blanca

armando y manejando

gobiernos títere con escuadras de la muerte

en los cinco continentes

Esa gente que sale a celebrar

en las calles de Santiago

De Valpo, Coquimbo

Conce y Valdivia

por ejemplo

O en tanta ciudad extranjera

Cuando llegue de vuelta

Después de botar un poco de corriente

Que harta falta le hace

Se va a dar cuenta a lo mejor

Que todavía falta mucho

Y va a decir

Tenemos que empezar desde cero

Ahora que te fuiste

que ya no estás de por medio

Y en una de estas

quizás volver a comenzar

Lo que interrumpiste

hace ya tantos años

 


Top of  Page

Editorial
Secciones

Once de septiembre
Sigue viva la revolución cubana
La cuestión nacional y la izquierda
Gonzalo a vuelo de pájaro
Nueva publicación en línea: la revista Qantati,
Solidaridad con el pueblo mapuche
Allende, nuestro contemporáneo
Obama y América Latina
Otra vez el once
Allende, la revolución y los poetas
Que viva la Revolución Cubana
En la cancha se ven los gallos
Yo no he venido a traer la paz sino la espada miéchica
Aún tenemos patria ciudadanos. Ateos del mundo uníos
Children of War y la masacre en el Instituto Politécnico de Virginia
La obscena subyugación de lo sagrado
Mensaje Navideño
Tirano