Retroceder Home Correo Search Avanzar

Poesía
Una de Pedro Urdemales
Jorge Etcheverry

Pedro Urdemales venía

bajando por la quebraja

y se encontró dos milicos

por donde mismo pasaba

Uno le dijo ”quién vive”

lo paró con una seña

el otro desde una peña

lo apuntó con su fusil

Pedro les dijo  “mercedes”.

Aquí estoy para sevir”

Desde que dieron el golpe

Vale la pena vivir

Esto hay que celebrarlo”

Sacó de debajo del poncho

una botella de mosto

y media pata de chancho

y a las viandas se tiraron

dos milicos dos caranchos

Cuando unos tragos echaron

Y unos bocados comieron

Se pusieron azulados-

Y quedaron por el suelo

Revolcados vomitando

Mientras Pedro se les iba

Los dos fusiles al brazo

Diciendo “veo señores

Que no acepta mi comida

Su estómago delicado”