Retroceder Home Correo Search Avanzar
La Cita Trunca 
 
 Actas
 Poesía
 Prosa
 Crónicas
 Notas
 
 Movimiento
 Anuncios
 Diáspora
 
 Catastro
 Poesía
 Prosa
 Ensayo
 Crónicas
 Notas
 Bibliografías
 
 Editorial
 
 Correo
Buscar

Catastro : Crónicas Junio 20, 2012


XXIV.- Tres OVNI destruyen el paisaje andino en Chile.
Alfredo Lavergne

Enviar por Correo-E
 Versión Impresora 

Los atardeceres de Chile a fines de abril son definitivamente fríos pero iluminados por su sol estival. Amalia lleva chaleco de lana, se sienta con un tazón de Nescafé y parece observar de otra manera la Cordillera de los Andes. ¿Es una de tus rutinas de abril mirar recto hacia la cadena montañosa? pregunto a la hermana que desde hace algunos días deja que me acomode en el patio a conversar de nuestra infancia en Valparaíso, del cinismo de los uniformes escolares, de miedos a los temblores, de nuestros amores, de conciencia ecológica, de mis utopías, de sus comprensiones para con esta política, de estos Chile, del día en que nos separó por tantos años el avión del exilio y de lo agradecidos que estamos por los resultados de nuestra porfía en reparar los daños de esa distancia obligada.

 

Amalia bebe pequeños sorbos de “café” y advierto cómo fija la mirada en la cima de una de las más altas montañas que podemos ver desde la casa de Ñuñoa. La observo mientras cuento que hoy me enteré del nuevo portal www.vivapoesia.cl . Le explico que este portal cultural parece ser todo un desafío con espacio interactivo para poetas y amantes de la literatura chilena. Comento a Amalia que en ese portal M. A. afirma que la poesía chilena goza de buena salud, que es cosa de leer a escritores fundacionales que traspasan nuestras fronteras, como Héctor Hernández, José María Memet, Paula Ilabaca, Víctor Hugo Díaz, David Bustos, Gladys González, Gabriel Silva, Soledad Fariña, Teresa Calderón, Alejandro Zambra, enumera para llegar a ese diagnóstico poético. Mi hermana baja la vista y me dice;

 

- Ves ese OVNI en la cima de la montaña. Mira hacia arriba, más o menos derecho desde el Tobalada y lo verás. Hace cinco días observo a esta hora el nuevo acontecimiento.

 

Esa invitación fue un flechazo antipoético a la lista de vates, Aristóteles España, Alejandro Lavquen, Cecilia Palma, Gregorio de las Heras, Daniela Paz Johannes, Alejandra Fritz, Tomás Harris, Sergio Mancilla, Marcelo Valdés, Eduardo Llanos, Verónica Zondek, Juan Cameron, tantos que existen en la “fantasmal XIV región del exterior” que tampoco aparecen en la propuesta del portal y que no alcancé a nombrar porque aterricé un: Deben ser las luces de la torre de control del aeródromo.

 

Amalia tomó los viejos prismáticos “Asahi Pentax” que había simulado bajo la mesa del patio y me guió verbalmente a su recreación del actual paisaje andino chileno.

 

- Primero mira ese OVNI posado en la cima entre las rocosas claras que enlazan esas dos montañas. A esta hora comienza a parpadear una luz blanca en la nave mayor porque son tres, hay dos pequeñas a sus costados. No me vas a salir con tu politiquería anti Concertación y que son antenas de algunas de las comunicadoras telefónicas que habrían autorizado instalar desde La Moneda al magnate Mexicano Carlos Slim propietario de Telmex. Ese tipo que exigía el año 2004 menos control del estado para sus inversiones en Chile y que el sábado 21 de abril el Mercurio le dedicó la UNO y tres páginas en su “Revista de aplausos para inversionistas”. Mira antes de creer, porque nosotros no hemos vendido ni arrendado la cima de la cordillera y porque la corrupción que es de algunos funcionarios retornados, no ha llegado tal alto.

 

Con la inquietud del animal en la línea de partida me colgué los prismáticos al cuello como lo hacía nuestro padre en el Club Hípico. Lentamente asegurado por mis dos manos, comencé a buscar con los binoculares la montaña en la Cordillera de los Andes en la que hoy existen tres construcciones receptoras-expandidoras de hondas y comentaba a su vez a Amalia que estaba enterado que Ricardo Lagos, José Miguel Insulza y Fernando Flores eran amigos del mejicano que hoy identificamos como el segundo hombre más rico del mundo. Pero que no sabía si esas construcciones eran propiedad del monopolista, de la Telefónica Chile que es española, de la mejicana de celulares CLARO o de las otras españolas.

 

¿Y los platillos voladores? Ironizó Amalia indicando mi inspirada computadora.

 

 

 

Alfredo Lavergne

lavergne21@hotmail.com


Top of  Page

Crónicas
Secciones

bosquejo biopoético de los sesenta a petición de una poeta amiga
XXIV.- Tres OVNI destruyen el paisaje andino en Chile.
Resaca de Coquimbo II