Retroceder Home Correo Search Avanzar

Prosa
La niña de la ventana
Jorge Etcheverry Arcaya

La niña de la ventana no sabe que existo que a veces me pongo a fumar en la noche bajo el farol—otro flaco ensombrerado salido de un tango—la niña de la ventana se desviste pausadamente se mira en el espejo—que ahora la mira desde la ventana de mi buhardilla del frente casi pero más bien lejos porque la calle es muy ancha—pasan autos—en el día la ventana no refleja la luz el sol

Después de muchos días o unos pocos que se multiplican por la repetición y el hastío cruzo la calle para leer por fin una nota que puso alguien en la puerta de la casa donde vive en el tercer piso la niña de la ventana cuya silueta creo entrever aunque sea de día y no de noche desde mi propia ventana

Que es cuando la niña de la ventana deja que su silueta se recorte contra un rectángulo de luz celeste mientras me niego a corroborar el paso de las horas y desleo en mi memoria el aviso de venta de casa para construcción espacio comercial y condominios

Con múltiples brillantes ventanas