Retroceder Home Correo Search Avanzar
La Cita Trunca 
 
 Actas
 Poesía
 Prosa
 Crónicas
 Notas
 
 Movimiento
 Anuncios
 Diáspora
 
 Catastro
 Poesía
 Prosa
 Ensayo
 Crónicas
 Notas
 Bibliografías
 
 Editorial
 
 Correo
Buscar

Actas : Poesía Julio 19, 2019


Lo ganado
Vinícius de Moraes, traducción al español de Leo Lobos

Enviar por Correo-E
 Versión Impresora 
Nos queda, por encima de todo, esa capacidad de ternura
esa intimidad perfecta con el silencio
Nos queda esa voz íntima pidiendo perdón por todo
Perdónalos porque ellos no tienen la culpa de haber nacido
Nos queda ese antiguo respeto por la noche, ese hablar bajo
Esa mano que tantea antes de tener, ese miedo
De herir tocando, esa fuerte mano de hombre
Llena de suavidad para con todo cuanto existe
Resta esa inmovilidad, esa economía de gestos
Esa inercia cada vez mayor delante del Infinito
Esa tartamudez infantil de quién quiere exprimir lo inexprimible
Ese irreductible rechazo a la poesía no vivida
Resta esa comunión con los sonidos, ese sentimiento
De la materia en reposo, esa angustia de la simultaneidad
Del tiempo, esa lenta descomposición poética
En busca de una sola vida, una sola muerte, un solo Vinicius
Resta ese corazón quemando como un cirio
En una catedral en ruinas, esa tristeza
Delante de lo cotidiano; o esa súbita alegría
Al oír pasos en la noche que se pierden sin historia
Resta ese deseo de llorar delante de lo bello
Esa cólera en la cara de la injusticia y de los malos entendidos
Resta esa distracción, esa disponibilidad, esa vaguedad
De quién sabe que todo ya fue y no volverá a ser como será
Y al mismo tiempo ese deseo de servir
Esa contemporaneidad con el mañana de aquellos que no tuvieron ayer ni hoy
Resta esa facultad indomable de soñar
De transfigurar la realidad, dentro de esa incapacidad
De aceptarla tal como es, y esa visión
Amplia de los acontecimientos, y ese impresionante
E innecesario presagio, y esa memoria anterior
De mundos inexistentes, y ese heroísmo
Estático, y esa pequeña luz indescifrable
La que a veces los poetas dan el nombre de esperanza
Resta ese deseo de sentirse igual a todos
De reflejarse en las miradas sin curiosidad y sin memoria
Resta esa pobreza intrínseca, esa vanidad
De no querer ser príncipe sino uno más en el reino
Resta ese constante esfuerzo para caminar dentro del laberinto
Ese eterno levantarse después de cada caída
Esa búsqueda de equilibrio en el filo del cuchillo
Ese terrible valor delante del gran miedo, y ese miedo
Infantil de no tener ningún valor



Marcus Vinícius da Cruz de Melo Moraes / Vinícius de Moraes, nació en Río de Janeiro, Brasil el 19 de octubre de 1913 y falleció en Río de Janeiro, 9 de julio de 1980) fue una figura capital en la música popular brasileña contemporánea. Como poeta escribió la letra de un gran número de canciones que se han convertido en clásicas. Como intérprete, participó en muchos discos. También fue diplomático de Brasil. En 1938 Vinícius de Moraes se instaló en Inglaterra con una beca concedida por el gobierno inglés en la Universidad de Oxford y escribió Novos Poemas. En 1941 volvió a Río y comenzó a escribir críticas de cine en periódicos y revistas. Dos años más tarde se unió al cuerpo diplomático de Brasil y publicó su libro Cinco elegías. En 1946 fue enviado a Los Ángeles como vicecónsul en su primer destino diplomático y publicó su obra Poemas, sonetos e baladas. Al principio de 1950, Vinicius de Moraes volvió a Brasil por la muerte de su padre. Su primer samba (compuesto junto con el músico Antônio Maria) fue Quando tu passas por mim y se publicó en 1953. En ese año se trasladó a Francia como segundo secretario de la embajada de Brasil. Su obra de teatro Orfeu da Conceição ganó el Concurso del IV Centenario de São Paulo en 1954. Al año siguiente escribió la letra de algunas de las piezas de música de cámara de Cláudio Santoro. En 1959 Marcel Camus lleva al cine Orfeu da Conceição con el título de Orfeo negro. En esa época Vinícius de Moraes entra en contacto con Antonio Carlos Jobim, iniciando una amistad y una colaboración que tiempo después, con la incorporación de João Gilberto daría lugar a un movimiento de renovación en la música brasileña. Jobim escribe la música para Se todos fossem iguais a você, Um nome de mulher y otras canciones de la película, grabadas, entre otros, por Luís Bonfá. Orfeo negro ganó el Óscar a la mejor película de habla no inglesa, la Palma de Oro en el Festival de Cannes y el premio de la Academia Británica. En ese momento era cónsul en Montevideo. Tras un regreso a sus destinos diplomáticos en Francia y Uruguay, publicó sus obras Livro de sonetos y Novos poemas II. En los años sesenta, Vinícius de Moraes realizó colaboraciones con muchos cantantes y músicos reconocidos en Brasil, en particular con Toquinho, el colaborador más frecuente y uno de sus grandes amigos. Sus canciones Para uma menina com uma flor y Samba da bênção, con música de Baden Powell, fueron incluidas en la banda sonora de Un homme et une femme (de Claude Lelouch, 1966), película ganadora del Festival de Cannes. Aparte de sus compañeros brasileños, cientos de intérpretes de muchas nacionalidades y estilos han grabado alguna de sus más de 400 canciones. Entre ellas, sobresale Garota de Ipanema (con música de Tom Jobim) por la incontable cantidad de interpretaciones, versiones, adaptaciones, traducciones y grabaciones de las cuales ha sido objeto.


Leonardo Lobos Lagos, conocido como Leo Lobos nació en Santiago en 1966. En su etapa escolar estudió en el Liceo Darío Salas, mientras que en su etapa universitaria estudió varias carreras, en distintas universidades como la Universidad de La Serena, Universidad Diego Portales y la Universidad Tecnológica Metropolitana. Ha sido laureado UNESCO-Aschberg de Literatura 2002. Ha publicado 18 libros de poesía. Su obra ha sido traducida al portugués, búlgaro, inglés, italiano, rumano, japonés, chino, árabe, francés y holandés. Como traductor desde el portugués ha realizado versiones en castellano de autores como Roberto Piva, Hilda Hilst, Claudio Willer, Tanussi Cardoso, Paulo Leminski, Alice Ruiz, Jiddu Saldanha y del célebre escritor portugués Fernando Pessoa entre otros. En 2003 recibe la beca artística del Fondo Nacional de la Cultura y las Artes del Ministerio de Educación de Chile, y en 2008, la beca de creación para escritores profesionales del Consejo Nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Recibe el año 2018 un homenaje en la Universidad San Marcos de Lima en el marco de Festival Primavera Poética de Lima, por su aporte a la literatura latinoamericana y el Premio Mayor Yolanda Hurtado por sus méritos y aportes culturales en la ciudad de Santiago. Corresponsal en Chile de la Revista Archipiélago que publicada desde hace dos décadas la UNAM de México.

Top of  Page

Poesía
Secciones

Lo ganado
Concurso internacional de narrativa breve "Cuéntame tu royo
Poemas de un libro que no existe
Nuevos poemas de Ana Romano
Todos
Jovenycalle
Barrio (work in progress)
Retazos
Irreveréntica
A manera de saludo de año nuevo
Poemas de Edmundo Magaña
Osvaldo Spoltore: “Como en la Naturaleza, no habiendo dos atardeceres iguales, en literatura puede suceder lo mismo”
Poemas recientes
Poemas recientes
Hermano Lobo
La otra noche
La libreta de los significados de la abuela Azul
Jorge Goyeneche: “La obra, en otro idioma, por otra pluma, es otra obra. Ni mejor ni peor. Otra”
Las hilachas de la abuela azul.
RIP la Yoli