Retroceder Home Correo Search Avanzar
La Cita Trunca 
 
 Actas
 Poesía
 Prosa
 Crónicas
 Notas
 
 Movimiento
 Anuncios
 Diáspora
 
 Catastro
 Poesía
 Prosa
 Ensayo
 Crónicas
 Notas
 Bibliografías
 
 Editorial
 
 Correo
Buscar

Actas : Notas Abril 25, 2019


Auto presentación
Jorge Etcheverry Arcaya

Enviar por Correo-E
 Versión Impresora 
Nacido en Chile en 1945, me integro al quehacer poético en los sesenta del siglo pasado, como miembro, entre otras instancias, al Grupo América, grupo que llevaba cultura y poesía a las poblaciones. Casi paralelamente fundo con otros amigos poetas la Escuela de Santiago, grupo neovanguardista que reivindica a los surrealistas chilenos y clama por una poesía urbana, en contraste con la mayor parte de los poetas de mi generación. De esta vertiiente brota con el tiempo El evasionista/The Escape Artist, de 1981, publicado en Canadá. Pero además cultivo otra tendencia u orientación poética, más “aterrizada” y “llegadora” que da origen a La Calle, publicado en Chile, en 1986, cuyo referente es básicamente el golpe de estado. Es un libro que incluye la parodia, la poesía documental, la antipoesía y el cronipoema—un libro de poemas de 2011, se llama justamente Cronipoemas. En la vertiente decididamente política, mi Kale Borroka—que significa lucha callejera en vasco, del libro Vitral con pájaros (2002, fue pegado en la puerta de una universidad tomada en Chile y cerró un encuentro antiimperialista en Roma, lo que fue motivo de orgullo.

También escribo prosa. Mi novela De chácharas y largavistas, novela de un exilio duro y muy marginal, fue publicada en 1993, también en Canadá. El Diario de Pancracio Fernández, una novelita “negra” ganó en Chile, en 2001 un concurso de novela breve. La ciencia ficción y la literatura fantástica también me entusiasman, mi libro de cuentos, Apocalipsis con amazonas se publicó en Toronto en 2015 y mi novela Los herederos fue publicada el año pasado. En ese contexto, tuve el gusto de aparecer en la antología Espacio Austral, de ciencia ficción argentina y chilena, publicada en Chile en el 2016. O sea que me gusta la literatura en todas sus formas, y también he hecho algunas antologías y un poco de crítica.

Pero la poesía es por supuesto la parte principal de mi escritura y lo que me define. Pero no la podría, ni me interesa, acotarla o delimitarla, ni en su fuente—sueño, vigilia, conciencia, inconsciente, el pensamiento, inspiración, etc.—ni en su temática, ya que creo que en ella todo cabe. En general he escrito en diferentes vertientes poéticas en términos de estilo, intención, contenido y forma, que creo que van desde la antipoesía hasta a poesía intergénerica o experimental, pasando por el lirismo, la parodia y el humor, sin que esté ausente la poesía centrada en temas sociales, políticos, identitarios, etc. que se entrecruzan como pájaros en el cielo de esta ambigua época. Pese a ser parte de lo que se llama la diáspora poética, sigo vinculado con la poesía que se hace en Chile, donde se publicó en 2017 mi último libro, Clorodiaxepóxido.

Top of  Page

Notas
Secciones

Rita Kratsman responde “En cuestión: un cuestionario” de Rolando Revagliatti
Luisa Peluffo responde “En cuestión: un cuestionario” de Rolando Revagliatti
Auto presentación
la elite obscurantista
Claudia Schvartz responde “En cuestión: un cuestionario” de Rolando Revagliatti
Relativismo cultural
El animal delincuente
Fernando Sorrentino: “Por su personalidad histriónica, Ernesto Sabato compuso un actor trágico”
“Punctum”, rompecabezas del vacío
El Sofista